Una de las principales preocupaciones de los padres durante los primeros meses de vida del bebé es su estado de salud. Comienzan las dudas e inquietudes ¿Está visita pediatra 3evolucionando bien? ¿Come y duerme lo necesario? ¿Crece a buen ritmo? ¿Lo estamos haciendo bien? ¿Le atendemos como necesita?… Son dudas normales entre los padres y más si son primerizos ya que no tienen una experiencia previa que les sirva de referencia.

Tras el parto, lo normal es permanecer en el hospital 2 ó 3 días si ha sido parto vaginal sin complicaciones y unos 5 días en el caso de cesárea. Durante estos días en el hospital los recientes papás se sienten más seguros y tranquilos ya que tienen el apoyo del equipo médico para supervisar al bebé y resolver dudas. Pero tras el alta, comienza la aventura en solitario en casa.

Sin embargo, durante los primeros meses de vida de nuestros bebés los controles y pruebas de salud y las visitas al pediatra son bastante continuadas. Esto debe darnos la tranquilidad suficiente para saber que nuestro bebé y su desarrollo están siendo atendidos correctamente.

Aunque depende del protocolo establecido en cada Comunidad Autónoma, por regla general los primeros análisis y controles del bebé son los siguientes:

1º. Tras el nacimiento

Nada más nacer y tras el primer contacto piel con piel con la mamá o el papá se le realiza la primera prueba al bebé, el test de Apgar. De esta prueba ya os hablamos en un post anterior pero básicamente consiste en asegurar la vitalidad y adaptación a la vida fuera del útero materno. Esta prueba se realizará al minuto y a los 5 minutos tras el nacimiento.

En las siguientes horas tras el parto, también se mide su altura y perímetro craneal y se le pesa. Los niveles medios de un recién nacido son: entre 48 y 52 cm de altura, entre 2,5 y 4,5 Kg de peso y tener un perímetro craneal de 35 cm.

2º Primeras 24 horas

Durante el primer día de vida, el pediatra realizará el primer Cribado Neonatal o lo que se conoce comúnmente como “Prueba del talón”. Para ello se extrae unas gotas de sangre del talón del bebé para poder detectar posible enfermedades congénitas. Cuando realice esta prueba también se llevará a cabo un examen exhaustivo del bebé. Este examen se repetirá en todos las primeras visitas al pediatra y consiste en lo siguiente:

  • Evaluar el estado de la fontanela
  • Auscultación de corazón y pulmones
  • Palpación del abdomen para comprobar el estado de los órganos internos
  • Exploración de genitales, boca y oídos (suelen ser molestas para el bebé)
  • Examinar caderas para descartar luxaciones
  • Medición de peso, altura y perímetro craneal
  • Valoración de la piel para descartar problemas o insuficiencias como la ictericia.

3º A partir del quinto día de vida

Haya sido parto vaginal o cesárea a partir del cuarto o quinto día de vida hay que acudir con el bebé al centro de salud que le corresponda para realizar la segunda “Prueba del talón”. Normalmente es una enfermera pediátrica quien realiza esta prueba y no suele estar presente el pediatra. Los resultados de esta prueba nos llegarán al mes siguiente salvo que haya alguna anomalía en cuyo caso contactarán directamente.

4º Primera visita con el pediatra a los 15 días de vidavisita pediatra 1

Nuestro bebé conocerá al que será, en principio, su pediatra durante los primeros años de su vida.

Es importante en esta primera visita crear un ambiente de confianza y tranquilidad. Lo normal cuando acudimos a esta primera consulta es tener un montón de dudas sobre la salud y cuidados del bebé. Os recomendamos apuntaros en una lista las dudas que os vayan surgiendo para que no se os olvide nada cuando habléis con el pediatra.

En esta visita lo primero que realizará el pediatra es el historial clínico del bebé.

Para ello tomará los datos sobre el embarazo, el parto y las primeras pruebas realizadas al bebé. Así mismo, también os preguntará a los padres los posible antecedentes familiares y se preocupará por el estado y recuperación de la madre.

Es importante llevar todos los papeles necesarios; análisis durante el embarazo, el informe del tocólogo y el alta hospitalaria.

A medida que vaya realizando el historial clínico os preguntará sobre los hábitos de cuidados y alimentación del bebé y podremos ir resolviendo algunas de las dudas que tengamos.

Posteriormente a la realización del historial clínico, procederá a examinar al bebé de forma exhaustiva. Tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Tomando los parámetros previos volverá a medir el perímetro craneal, la altura y peso del bebé. Durante los primeros días de vida es normal que el bebé pierda un poco de peso.
  • Estado del cordón umbilical
  • Estado de la piel
  • Tono muscular: reflejos y movilidad
  • Auscultación de corazón y pulmones
  • Palpo abdominal para comprobar los órganos internos
  • Exploración de genitales, boca y oídos (suelen ser molestas para el bebé)
  • Examinar caderas para descartar luxaciones
  • Respuesta del bebé a estímulos

Durante esta primera visita, el pediatra os dará consejos sobre cuidados y alimentación: tomas de lactancia, horarios, cuidados del cordón umbilical, consejos para la higiene, pautas de salidas de casa, etc. No obstante, deberéis aprovechar para preguntarle todas las dudas que tengáis al respecto. Tomaros vuestro tiempo y estar tranquilos para poder asimilar toda la información y que luego os sintáis más seguro cuando estéis a solas en casa con el bebé.

Estas son las primeras pruebas y visitas del bebé para comprobar que su evolución es correcta. Aunque ya apuntamos que depende de cada Comunidad Autónoma, durante el primer año de vida tendrá que realizar visitas al pediatría al mes, a los 2 meses, a los 4 meses, a los 6 meses, a los 9 meses y a los 12 meses aproximadamente.

agregar comentario


Security code
Refrescar