Con la bajada de temperaturas, especialmente en invierno, se produce un aumento considerable de afecciones producidas por virus. Estos son los principales causantes de las enfermedades más habituales en los niños. Afectan al sistema digestivo (vómitos, diarrea, dolores musculares) y al respiratorio (fiebre, tos, congestión nasal, dolor de garganta). Aproximadamente, habitan en nuestro organismo durante ocho días.

Los virus son muy contagiosos, circulan con mucha facilidad. Se transmiten, por lo general, mediante vía bucal, pero también de forma directa. Por ejemplo, si estornudamos en la mano y, después, pasamos ésta por una barandilla, el virus se adherirá a dicha barandilla. Por ello, debemos tener especial cuidado para evitar su transmisión.

Hoy, os contamos cuáles son los principales virus que afectan a los niños. De esta forma, sabremos todo sobre ellos y podremos actuar de forma correcta. ¡Tomad nota, que es muy importante!

Rotavirus

El rotavirus se instala en el intestino. Es el causante de la mayoría de las diarreas que experimentan los niños a lo largo del año. Se trata de un virus altamente contagioso, por lo que es recomendable que, después de cada diarrea, desinfectemos todas las superficies que hayan podido haber tenido contacto. De esta forma, reduciremos las opciones de contagiar a otros niños.

¡Nota! La mejor forma de prevenir el rotavirus es la vacunación antes de los seis meses de edad. Atentos al calendario de vacunación previsto para este año.

Adenovirus

El adenovirus se manifiesta especialmente en invierno. Es el causante de infecciones respiratorias como neumonía o bronquitis. Sin embargo, puede afectar también al sistema digestivo, causando problemas gastrointestinales. Por lo general, sus efectos se manifiestan durante, aproximadamente, tres semanas. A diferencia del rotavirus, no existe una vacuna para prevenir el adenovirus.

Virus de la influenza

Las gripes de cada año son consecuencia del virus de la influenza, el más común de todos los mencionados. Sus síntomas se manifiestan durante cuatro o cinco días.

Este virus muta o se modifica a sí mismo con bastante facilidad, por lo que se generan diferentes virus para los que no estamos preparados. De hecho, existen hasta 200 virus diferentes que causan la gripe. Por este motivo, con el fin de hacer frente a una nueva “ola gripal”, cada año se generan nuevas vacunas. En este sentido, se recomienda que, una vez al año, antes de la llegada del invierno, nos vacunemos.

Otros virus

Paperas

El virus de las paperas provoca la inflamación de las glándulas salivares, además de un importante cuadro febril. Su transmisión es sencilla, a través del contacto con la saliva de la persona infectada, por lo que debemos tener especial cuidado.

Herpes Zoster

El virus Herpes Zoster genera la enfermedad conocida como varicela. Sus síntomas principales son un brote rojizo que se transforma en ampollas llenas de agua en todo el cuerpo. Es extremadamente contagioso, por lo que debemos evitar el contacto con otros niños para evitar una epidemia.

Virus respiratorio sincitial

Los síntomas del virus respiratorio sincitial (VRS) son parecidos a los de un resfriado común. Sin embargo, puede causar graves enfermedades en los pulmones, por lo que debemos actuar siempre con precaución. Para evitar la transmisión, debemos lavarnos las manos con frecuencia a la hora de estar en contacto con otras personas.

Los grupos de mayor riesgo son los siguientes: bebés prematuros y lactantes, adultos de 65 años o más, personas con sistema inmunológico debilitado y personas con enfermedades cardiacas y/o pulmonares.

Rubéola

Se trata de una enfermedad bastante inofensiva: salpullido rojo en todo el cuerpo, malestar general y fiebre. Sin embargo, es bastante contagioso, por lo que hay que ser cautelosos. El virus puede contraerse desde una semana antes a una semana después desde los primeros síntomas.

¡Nota! Existe una vacuna, denominada “triple viral”, que actúa frente a las paperas, rubéola y el sarampión.

agregar comentario


Security code
Refrescar