¡A nadie le amarga un dulce! Poco a poco, podemos introducir al bebé nuevos y deliciosos bocaditos, ideales para el postre o la merienda. En esta ocasión os proponemos una receta de leche frita, un plato tradicional que a todo el mundo le encanta.

Sin duda es un plato muy fácil de preparar, aunque debemos tener precaución. Al considerarse un frito, no es recomendable ofrecérselo muy temprano. A partir de los 24 meses es el periodo ideal para introducírselo poquito a poco. Además, su sabor le cautivará, ¡no lo dudéis!

Además, para esta receta vamos a utilizar nuestra leche de crecimiento Capricare, la primera leche de fórmula para bebés hecha a base de leche entera de cabra.

¿Estáis listos para elaborar estos manjares de leche frita? ¡Vamos allá!

agregar comentario


Security code
Refrescar