Por lo general, a los papis y mamis nos cuesta horrores conseguir que a nuestros peques les gusten las cremas, papillas o purés, ¡y no entendemos por qué! ¡Si están buenísimas!

Es posible que no les gusten, pero eso se ha acabado. Hoy traemos una receta que hará que nuestros hijos jamás se quejen cuando les ofrezcamos un tazón de papilla: sémola con leche. ¡Descubramos un poco más sobre esta receta!

Uno de los ingredientes principales de nuestro plato es la sémola, un tipo de harina gruesa que se hace, principalmente, a partir de trigo. Entre sus beneficios, destacan:

  • Es una gran fuente de energía, pues contiene hidratos de carbono
  • Ayuda a que tengamos una buena coagulación de la sangre, ya que es rica en vitamina K
  • Reduce las posibilidades de sufrir hipertensión o tener colesterol alto debido a sus bajos niveles de sodio

Y, cómo no, también vamos a utilizar nuestra leche de continuación Capricare, la primera leche de fórmula para bebés hecha a base de leche entera de cabra. ¡Manos a la obra!

agregar comentario


Security code
Refrescar