Cuando comienza la alimentación complementaria del bebé, es recomendable comenzar con las frutas, como las manzanas, y las verduras. Éstas tienen un sabor dulce, por lo que el bebé, que, posiblemente, ha estado seis meses con una alimentación exclusiva con leche materna, acepta de mejor forma el cambio.
Hoy os traemos dulce de leche y manzanas. Las manzanas son una fruta ideal para combatir la diarrea y el estreñimiento. Además, estimulan el funcionamiento del hígado y los riñones, eliminando, así, las toxinas del organismo. También ayudan a reducir el colesterol alto, así como las posibilidades de sufrir afecciones cardiovasculares.

Y, cómo no, también vamos a utilizar nuestra leche de continuación Capricare. Es la primera leche de fórmula para bebés hecha a base de leche entera de cabra.

¡Manos a la obra!

agregar comentario


Security code
Refrescar