Blog

¡El Carnaval está a la vuelta de la esquina! Durante el mes de febrero, las calles se llenarán para celebrar de la forma más divertida posible. Y, como cada año, surgirá la eterna duda: ¿qué disfraz será el elegido?

El año pasado os dimos ideas de disfraces para embarazadas. En esta ocasión, nos atrevemos con recomendaciones para toda la familia. ¿Qué hay más tierno que ver a todos con una propuesta conjunta? ¡Preparaos, que os van a encantar!

La OMS recomienda la lactancia materna como la mejor opción para que nuestro bebé crezca fuerte y sano.
Sin embargo, a veces por diferentes razones, es imposible para la mamá dar el pecho. Por eso existen fórmulas infantiles adaptadas a las necesidades de cada bebé que le garantizan un crecimiento adecuado. Hasta ahora, todas estas fórmulas se elaboraban a partir de proteínas procedentes de la leche de vaca. Estudios recientes han demostrado que las fórmulas a base de leche de cabra también aportan toda la energía, proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para su desarrollo.

Aprovecha ahora y por la compra de dos latas de Capricare 2, leche de continuación, consigue un descuento del 25% en la 2ª unidad sobre el PVP.

La fecha de la oferta es del 01 de Enero al 31 de marzo de 2018, ambos inclusive. ¡Infórmate en tu farmacia o punto de venta habitual!

La memoria es la capacidad que nos permite retener información y recuerdos. Cuando nacemos, esta función está poco desarrollada, por lo que ni siquiera tenemos memoria a corto plazo. A partir de los seis meses, con ésta totalmente desarrollada, comenzamos a recordar a las personas y las acciones diarias. Con la llegada del primer año, la utilización del lenguaje favorece el desarrollo de la memoria; con la de los dos años, nuestro lenguaje es amplio, lo que nos permite recordar casi todo tipo de información.

Los peques, por normal general, temen acudir al dentista. La incertidumbre ante lo desconocido, unido a una situación “peligrosa” para ellos, provoca una sensación de miedo que, en ocasiones, supone un auténtico problema. Por ello, es importante que preparemos a nuestros hijos ante su primer encuentro con el especialista.

Hoy, os contamos todo lo que necesitáis saber sobre la primera visita al dentista. De esta forma, sabremos de antemano cuándo y cómo debemos preparar a nuestros hijos. ¡Tomad nota!

Cuando un bebé llega a la familia, y no es el primero, nuestro hijo mayor tiende a experimentar celos. Durante un tiempo, la atención que ha recibido por parte de sus padres ha sido absoluta. Sin embargo, con el nacimiento de un nuevo hijo, la situación en casa cambia. El nuevo miembro de la familia necesita más cuidados y, como consecuencia, el tiempo de dedicación al hijo mayor se reduce.

Con el nacimiento del bebé, la vida de unos padres cambia para siempre. Deben hacer todo lo posible para que el peque crezca sano y feliz, y deben hacerlo desde el primer momento. Todo comienza con el primer llanto del bebé.

Tras el parto, la madre creará un vínculo emocional exclusivo con el nuevo miembro de la familia. El padre, por su parte, tendrá que ir creando este vínculo con otra serie de tareas y cuidados. Pero pronto el bebé establecerá la conexión con él.

Un año más, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría ha publicado el calendario de vacunas recomendado para este 2018. Aunque cada Comunidad Autónoma determina su propio calendario, existen una serie de recomendaciones que cada comunidad adapta en función de diferentes criterios.

En este calendario, se muestran las vacunas que deben aplicarse a los niños de forma obligatoria, pero no son las únicas. Existen una serie de vacunas voluntarias que deben correr a cargo de los padres: meningococo B y rotavirus.

Cuando un bebé llora sin cesar, los motivos pueden ser muy variados. Es posible que tenga hambre o sueño. También es muy posible que esté sufriendo los temidos cólicos del lactante. Sin embargo, este llanto no siempre está asociado a una necesidad de cuidados. En ocasiones, las causas pueden estar relacionadas con otros aspectos, como puede ser el mero contacto físico. Sea como sea, es importante que hagamos cuanto esté en nuestras manos para calmar a nuestro peque.

Se considera que un bebé tiene fiebre cuando su temperatura corporal es superior a lo habitual. En la mayor parte de los casos, ésta es consecuencia de una infección o enfermedad. Sin embargo, también es posible que se deba a un exceso de ropa o a una vacuna.