Recetas para bebés

Cuando el bebé cumple el primer año, su alimentación puede incluir todo tipo de alimentos –salvo alergias-, siempre de forma equilibrada. Por ello, debemos recurrir a diferentes recetas, como, por ejemplo, el requesón con jamón y espinacas.
El ingrediente principal de este plato son las espinacas, cuyos beneficios son bastantes. Entre ellos, destacan los siguientes: protegen el cerebro, reducen las enfermedades oculares y combaten algunos cánceres. Asimismo, fortalecen los músculos y cuidan la piel.

A partir del primer año, el bebé, salvo alergias, puede comer alimentos de todo tipo. Es importante que su dieta sea equilibrada; en ella, tiene que haber espacio para diferentes recetas. Una de las más sencillas y apetecibles es el yogur casero. Hoy, os enseñamos a prepararlo.
El yogur casero tiene múltiples beneficios para la salud del bebé. Es rico en fósforo, magnesio y calcio. Por tanto, favorece el desarrollo de los huesos. Además, es recomendable para problemas del sistema digestivo como el estreñimiento o la diarrea. También es de fácil digestión y puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico.

Cuando comienza la alimentación complementaria del bebé, es recomendable comenzar con las frutas, como las manzanas, y las verduras. Éstas tienen un sabor dulce, por lo que el bebé, que, posiblemente, ha estado seis meses con una alimentación exclusiva con leche materna, acepta de mejor forma el cambio.
Hoy os traemos dulce de leche y manzanas. Las manzanas son una fruta ideal para combatir la diarrea y el estreñimiento. Además, estimulan el funcionamiento del hígado y los riñones, eliminando, así, las toxinas del organismo. También ayudan a reducir el colesterol alto, así como las posibilidades de sufrir afecciones cardiovasculares.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses. Pasado este tiempo, comienza la alimentación complementaria del bebé. En ésta, entran en juego la fruta, las verduras y los cereales, entre otros.
Hoy os traemos una deliciosa receta de arroz con leche. Entre sus muchísimas propiedades, el arroz destaca por ser una buena fuente de energía y por tener un alto valor nutritivo (calcio, hierro, vitaminas), por prevenir el estreñimiento y por no tener gluten, lo que permite que se incluya en la alimentación de las personas que padecen celiaquía.

Cuando nuestro bebé cumple sus primeros siete meses, podemos comenzar a introducir nuevos alimentos sólidos. Con ello, comienza la alimentación complementaria, empezando por la fruta y verdura. Éstas tienen un sabor dulce, por lo que los bebés las reciben, normalmente, con los brazos abiertos.
Hoy os traemos una crema de boniato con leche. El boniato tiene altos niveles de vitaminas C, B6, B5, B1 y B2. Además, mejora la visión, es rico en hidratos, minerales esenciales y vitaminas antioxidantes.

De forma general, desde el sexto mes de vida de nuestro peque, podemos añadir nuevos alimentos a su dieta. ¡Comienza la alimentación complementaria! Y, para empezar, es recomendable hacerlo con fruta y verdura. Gracias a su sabor dulce, el bebé acepta el cambio de mejor forma. Es posible que haya estado alimentándose sólo de leche materna durante los primeros seis meses.

A partir del sexto mes de vida de nuestro bebé, podemos introducir nuevos alimentos en su dieta, mediante las papillas y purés: verduras y frutas. Estos son los primeros alimentos que se añaden debido a su dulzura, que permite que los peques reciban este cambio con los brazos abiertos.

Por lo general, a los papis y mamis nos cuesta horrores conseguir que a nuestros peques les gusten las cremas, papillas o purés, ¡y no entendemos por qué! ¡Si están buenísimas!

Es posible que no les gusten, pero eso se ha acabado. Hoy traemos una receta que hará que nuestros hijos jamás se quejen cuando les ofrezcamos un tazón de papilla: sémola con leche. ¡Descubramos un poco más sobre esta receta!

Para aquellos papis que queráis introducir el pescado poco a poco en la alimentación de los pequeños de la casa pero os da un poco de miedo la adaptación, hoy os traemos una receta de lo más fácil y que estamos seguros que les encantará.

La merluza es uno de los pescados blancos más suaves. Tiene un contenido graso y aporte calórico bajo (65 calorías y unos 2 gr de grasa por cada 100 gr de merluza) por lo que resulta ideal para empezar a introducir el pescado en la dieta de nuestros bebés.

Esta semana os traemos una deliciosa y vitaminada receta! ?

¿Sabías que el puerro es una verdura muy rica en fibras, vitaminas y minerales?

El puerro está compuesto en un 94% por agua y con bajo contenido de hidratos de carbono por lo que tiene pocas calorías.

¿Pensando en empezar la alimentación complementaria de tu bebé? ¿No sabes que dieta preparar para que obtenga una alimentación nutritiva y variada? Pues a partir de ahora tendrás una preocupación menos porque os hemos preparado la nueva sección… RECETAS PARA BEBÉS CON CAPRICARE. Hoy nos estrenamos con la deliciosa receta de… LENGUADO CON BECHAMEL. ¡Mmmmmmm! ¡Rico, rico! ¡Y con fundamento!